La Juventus dejó atrás la derrota ante el Sampdoria con un 3-0 endosado al Crotone en el Allianz Stadium. Mandžukic , De Sciglio y Benatia, los goleadores.

La Juventus dejó atrás la derrota ante el Sampdoria con un 3-0 endosado al Crotone en el Allianz Stadium. Allegri, pensando en el partidazo del próximo viernes ante el Nápoles, salió de inicio sin Pjanic e Higuain, regalando a Höwedes su estreno oficial de bianconero. El 3-4-3 de la Vecchia Signora, sin embargo, pareció atascado durante la primera mitad: los de Turín dominaron el partido, pero jugaron con poca intensidad y menos suerte, ya que un cabezazo de Mandžukic estuvo a pocos centímetros del gol antes del descanso.

En el minuto 52, sin embargo, justo el croata hizo de abrelatas con otro magnifico testarazo, tras un centro del veterano Barzagli. Fue la manera del exatlético para decirle gracias a sus hinchas, que antes del partido con el Barcelona le dedicaron un enorme tifo, y además supuso la jornada consecutiva número 43 de la Juve marcando al menos un gol (igualado el récord de Conte en la temporada 2013/14).

Tras el 1-0 el enfrentamiento se puso cuesta abajo para los juventini, que lo sentenciaron con dos goles más en los siguientes 20 minutos: De Sciglio firmó el primer tanto de su carrera con un derechazo desde fuera del área, Benatia empujó entre palos un centro de Pjanic desviado por Cordaz.

Es un triunfo fundamental para la Juventus, que se presentará el viernes en el San Paolo distante cuatro puntos del Nápoles de Sarri y, luego, recibirá al Inter. En las próximas dos jornadas estará en juego un buen trozo de scudetto.