Inglaterra remontó de manera heroica la final del Mundial Sub-17 de la India, tras ir perdiendo 0-2 con España y superarlo 5-2, y se coronó campeón del mundo de la categoría, en partido disputado en el estadio Vivekananda Yuba Bharati Krirangan, de Calcuta.

El equipo inglés, que conduce Steve Cooper, logró su primer título de la categoría y completa el triple universal. El equipo que dirige Santi Denia se adelantó con un doblete de Sergio Gómez a los 10 y 31 minutos, pero los ingleses acortaron distancias antes del descanso por medio de Rhian Brewster, máximo goleador del torneo, al rematar de cabeza un centro desde la derecha.

En el segundo periodo Inglaterra completó la remontada con goles de Morgan Gibbs White (m.58), Philip Foden (m.69 y m.88) y Marc Guehi (m.84), con lo que hereda el trono de Nigeria, que ganó los dos Mundiales Sub-17 previos.