El club anunció que el lateral firmó por contrato por un año y tiene la posibilidad de extender el préstamo. Ganó tres títulos como verdolaga, y regresa luego de 10 años.

Atlético Nacional confirmó a través de un comunicado que logró concretar la repatriación del Camilo Zúñiga, el séptimo refuerzo para la temporada 2018 y jugador que en su primera etapa con el club ganó tres títulos antes de partir a Europa.

“Luego de la gestión por parte de las directivas de Atlético Nacional, Camilo Zúñiga regresa a la Institución con contrato a un año con posibilidad de extensión del préstamo, para ser parte de la plantilla verdolaga que dirige el técnico argentino Jorge Almirón”, informó la institución.

A finales de septiembre, cuando el lateral apareció en la sede de Guarne para entrenar con el equipo bajo las órdenes de Juan Manuel Lillo, nació la posibilidad de su regreso. Ahí empezó su rehabilitación con los galenos del club por un problema de rodilla, y posteriormente continúo con el acondicionamiento físico y fisioterapia.

“Estoy muy contento y muy agradecido con Dios (…) No pensaba que iba a llegar este momento de volver a casa. Con muchos deseos de vestir nuevamente la camiseta del Verde, de estar en el Atanasio y de hacer lo que más me gusta”, expresó Zúñiga en un video publicado por Nacional.

El defensa, que en diciembre expresó su interés de volver a la Selección Colombia y de disputar el Mundial, se mostró visiblemente emocionado por hacer realidad su regreso luego de la gestión que adelantaron los directivos con el Watford de Inglaterra y el Napoli de Italia.

Tras firmar su contrato con Nacional, el antioqueño de 32 años dijo: “Parezco un niño… como cuando debuté el primer día con la camisa del Verde. Tengo muchos deseos de jugar pronto”.

Zúñiga, campeón con Nacional en 2005-I, 2007-I y 2007-II, está en la última fase de su rehabilitación y su reaparición en las canchas podría darse en un mes tras no competir desde mayo del 2017 con el Watford inglés.

El club trabaja en la contracción del extremo Fabián Castillo, con el que daría listo el Nacional de Almirón, pese a que con las salidas de Roderick Miller y Jhon Édison Mosquera se abre la posibilidad de mirar otros jugadores.