El ciclista barranquillero, de 23 años, integrará el equipo Caja Rural. Este domingo fue despedido en el aeropuerto Ernesto Cortissoz por sus familiares y amigos cercanos.

Entre la nostalgia y el júbilo. Abrazos, besos, fotos y muchas llamadas a celular. Así fue la despedida del ciclista barranquillero Nelson Soto a España, país donde espera seguir ascendiendo profesionalmente con el equipo Caja Rural.

‘El Huracán’, rótulo que se echó al bolsillo luego de demostrar sus cualidades en el embalaje, llegó al aeropuerto Ernesto Cortissoz en compañía de su padre Luis Soto, su hermana Yandry, su prima Olga Salazar y su novia Pamela Cardozo. En la improvisada sala de pasajeros ya esperaba su entrenador ‘Pepe’ Caballero, en compañía de su esposa.

“Naturalmente hay nostalgia, pero eso es recompensado con los logros que va a alcanzar. Una oportunidad como esta hay que aprovecharla al máximo. Como van las cosas y con el proceso que lleva Nelson pienso que puede ser protagonista en la Vuelta a España y lo veo, además, en los Juegos Olímpicos de Tokio”, expresa ‘Pepe’ Caballero.

Este fin de semana con su pupilo cumplieron con el último entrenamiento antes de ir al ‘Viejo Continente’. Fueron 240 kilómetros a Minca.

“Me sorprendió mucho con el entreno de gran fondo. Hicimos doble a Minca y pese a las condiciones climáticas, de mucha brisa, se comportó a la altura. Se mantuvo fresco y pienso que estamos ante un grande del ciclismo. Ojalá pueda estar con nosotros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe defendiendo los colores de Barranquilla”.

Pasada la 1 de la tarde, con una camiseta estilo polo blanca y un pantalón beige, Nelson Soto hizo presencia en el terminal aéreo. Con una sonrisa y el dedo pulgar de su mano izquierda arriba, saludó a ‘Pepe’.

“Tengo un poco de ansiedad por saber lo que se viene. Estoy muy contento y feliz. Esto era un sueño y estoy a pocas horas de integrar mi nuevo equipo”.

Un día antes de viajar se acostó a la medianoche acomodando los últimos detalles en su maleta, la cual además de llevar prendas deportivas, está cargada de múltiples sueños.

“Me acosté un poco tarde arreglando maletas, pero cuento con la fortuna de dormirme rápido, donde sea y a la hora que sea (risas). Hoy (ayer) me desperté temprano, sin alarma ni nada. Empecé a doblar más ropa y a dejar todo listo”.

A primera hora asistió con sus familiares a misa. Encomendar sus pedalazos a Dios, salud a sus seres queridos y bastante protección, entre sus peticiones.

Pese a que no es una persona nostálgica, Nelson se confesó y reconoció que ha derramado “una que otra lágrima” por su viaje. “A veces las demás personas lo contagian a uno, pero bueno, hay que asumir el momento”.

Del 25 al 28 de este mes, el atlanticense tendrá su primera competencia. Será en el Challenge de Mallorca.

“Está coordinado todo. El equipo está al tanto de mi. Nos han mandado la programación, dónde nos van a esperar, dónde nos vamos a hospedar estas dos primeras semanas”.

La Vuelta a España, competencia donde el Caja Rural puede ser invitado, está entre los planes de Soto. “Ganar una etapa o varias es un sueño. No sabemos qué lejano sea, pero quiero alcanzarlo algún día”.

El pedalista de 23 años tomó un vuelo a las 3:15 de la tarde hacia Bogotá. Allí, después de 6 p.m., debía abordar la aeronave hacia España donde lo recibe el director general del equipo, Eugenio Goikoetxea.

“Estoy muy agradecido con todas esas personas que me han colaborado y espero no defraudarlos en el ‘Viejo Continente’”, concluyó Soto antes de partir con un café colombiano en su mano.