La inspiración encestadora del escolta estrella de los Raptors de Toronto, DeMar DeRozan, acaparó el protagonismo de la corta jornada festiva con que dio comienzo el nuevo año dentro de la competición de la NBA.

DeRozan comenzó el 2018 a lo grande después de anotar 52 puntos, su mejor marca individual y de equipo, y ocho asistencias con las que ayudó a los Raptors a vencer en la prórroga por 131-127 a los Bucks de Milwaukee.

La victoria también dio a los Raptors la duodécima consecutiva en su campo del Air Canada Centre, con la que empataron la mejor en la historia del equipo canadiense, que tiene marca de 25-10, la segunda mejor de la División Atlántico y de la Conferencia Este.

El escolta Jimmy Butler se encargó de nuevo de ser el líder del ataque de los Timberwolves de Minnesota y con 28 puntos los guio al triunfo fácil de 114-96 ante los diezmados y cansados Lakers de Los Angeles, que perdieron el séptimo partido consecutivo.

El pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns se encargó de aportar un doble-doble de 16 puntos y 13 rebotes, el trigésimo en lo que va de temporada, que lo consolidaron como líder de la liga en ese apartado estadístico.

El pívot senegalés Gorgui Dieng se hizo presente como sexto jugador y logró 17 puntos, cuatro rebotes y dos tapones que también ayudaron a los Timberwolves, que por segundo partido consecutivo en su campo del Target Center consiguieron llenar las gradas, quinta vez en lo que va de temporada.

A pesar de los cinco llenos en el Target Center, el promedio de asistencia en lo que va de liga es de 15.864, el cuarto peor de la NBA.

Otro escolta, C.J. McCollum se erigió en el líder encestador de los Trail Blazers de Portland al aportar 32 puntos, incluidos 25 después del descanso, y guio a su equipo a la victoria en la prórroga por 120-124 ante los Bulls de Chicago.

McCollum también anotó la canasta que a falta de 56.5 segundos de la prórroga rompió el empate en el marcador y permitió a los Trail Blazers asegurar la victoria.

El pívot novato Jarrett Allen, que salió de reserva, anotó 16 puntos, su mejor marca como profesional, y el alero Allen Crabbe aportó 15 tantos y puso un tapón al potencial tiro del empate, que ayudó a los Nets de Brooklyn a ganar 98-95 a los Magic de Orlando, en duelo de equipos perdedores de la Conferencia Este.