Este domingo se cumplió la segunda etapa del Rally Dakar, la carrera a motor más peligrosa y exigente del mundo. Fuye un tramo cronometrado de 267 kilómetros por el desierto que rodea la ciudad peruana de Pisco, tras el que el francés Cyril Despres en autos (Peugeot), el español Joan Barreda en motos (Honda), el chileno Ignacio Casale en cuatrimotos (Yamaha) y el ruso Eduard Nikolaev en camiones (Kamaz), asumieron el liderato de la competencia.

En autos, el Chevrolet Dakar Team, dirigido por el colombiano Mateo Moreno y con el ecuatoriano Sebastián Guatasamín como piloto y el argentino Mauro López como navegante, tuvo que retirarse debido a un fuerte accidente. Los tripulantes fueron evaluados en el hospital de la ciudad de Ica y están fuera de peligro.

En motos, Jhon Trejos finalizó en el puesto 102 de la fracción y Santiago Bernal en el 120. Ambos tienen como objetivo terminar la prueba en Argentina, a donde llegará la caravana luego de más de 9.000 kilómetros de recorrido. En cuatrimotos, Nicolás Robledo terminó en la casilla 45 y es 46 en la general, mientras que según Juan Estéban Sarmiento, “Chilo”, quien está en el Dakar 2018 como periodista, Christian Cajicá está próximo (a las 11:00 p.m. del lunes) a llegar a la meta del segundo día.

De quienes se tienen pocas noticias es de los integrantes del MS2 Racing Team, los dos Mauricio Salazar, quienes se quedaron encallados en las dunas, al igual que una decena de tripulaciones más. La organización los está auxiliando y se espera que no los penalicen para que pueden iniciar la jornada del lunes, rumbo a San Juan de Marcona, con un recorrido de 504 kilómetros para los autos, 296 de ellos cronometrados.