El pasado sábado, en el Centro de Convenciones El Cifco, en Santa Salvador, El Salvador, la colombiana Liliana Palmera se coronó campeona mundial femenina del peso supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al derrotar a Alys Sánchez por decisión unánime.

La cordobesa se quedó con el triunfo gracias a las calificaciones de los jueces de 95-94 (x2) y 97-94, para recuperar el título que había perdido ante la misma rival el pasado 5 de agosto, en Barranquilla.

Palmera y Sánchez combatieron de principio a fin en 10 asaltos intensos, donde la colombiana logró sacar provecho de sus mejores golpes para dominar a Sánchez, que intentó aplica la misma estrategia de la segunda reyerta entre ambas pero no consiguió su cometido.

De esta manera, la colombiana reconquista su título como lo hizo por primera vez cuando venció a Ana Maria Lozano, por el cetro interino en 2014, y cuando ganó el título absoluto ante Jessica Gonzalez, en junio de 2016.

Además, Palmera derrotó por segunda ocasión a Alys Sánchez en la tercera pelea. En la primera oportunidad, en 2014, la decisión fue dividida a favor de la colombiana; en la segunda, en agosto pasado, ganó la venezolana por la misma calificación; y se necesitó de una tercera para que la cordobesa ganara por unanimidad.

En la actualidad, Colombia tiene a dos campeonas mundiales: Liliana Palmera y Dayana Cordero, esta última manteniendo su fajón de campeona interina del peso gallo de la AMB.