El volante colombiano jugó 66 minutos en la goleada del equipo bávaro 6-0 al Paderborn por los cuartos de final del torneo alemán.

Bayern demostró su dominio en Alemania. Más allá del resultado abultado, el equipo de Múnich estudió a su rival, en la cancha lo arrolló y ganó con facilidad al Paderborn en el Benteler-Arena, para avanzar a las semifinales de la Copa de Alemania.

James Rodríguez hizo parte de la titular que contaba con jugadores de la plantilla principal, Vidal y Müller fueron sus compañeros en el medio campo. El colombiano jugó 66 minutos y tuvo un papel destacado, siendo eficiente en los pases, participando en los ataques y cobrando cada pelota quieta, una de ellas terminó en un gol de Tolisso. Además, el ’11’ ayudó en la marca cuando fue necesario, retrasó su posición y dio una mano. Su salida del campo fue más para cuidarlo en la parte física.

El desarrollo del partido fue uno solo, Bayern tuvo el balón y basó su ofensiva en los pases desde el centro del campo a los extremos, para terminar las jugadas en el área, por eso Coman y Robben tuvieron un encuentro destacado y terminaron marcado goles, el holandés anotó un doblete. Los otros tantos llegaron por parte de Lewandowski, Kimmich y Tolisso.

Paderborn mostró lucha a pesar las diferencias que habían frente al rival. Los locales pelearon cada balón e incluso pudieron marcar en tres ocasiones, dos de ellas muy claras. La primera fue un remate de que se estrelló en el palo y otra sobre el final, tras una perdida de balón de Süle, que Krauße desperdició al resbalarse cuando ya estaba solo frente al arco y sin portero.

Este es el noveno año consecutivo en que el equipo de Múnich disputa las semifinales de la Copa Alemana. El próximo partido del club bávaro será ante el Schalke 04 por la Bundesliga, el sábado 10 de febrero en el Allianz Arena.