La colombiana Ingrit Valencia, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016, derrotó este viernes a la peruana Fiorela Goicochea por decisión unánime y alcanzó su primer título Bolivariano en los Juegos de Santa Marta.

La púgil venció por 5-0 gracias a las puntuaciones de 30-26, 30-26, 30-26, 30-26 y 30-27 otorgadas por los jueces en la pelea final de la categoría de 51 kilos.

El público, que acompañó a las boxeadoras y boxeadores colombianos toda la tarde en el Coliseo del corregimiento de Gaira, ya que había diez peleas por oros de los anfitriones, apoyó a Ingrit con aplausos e incluso un cartel colgado en una tribuna que decía “Ingrit, hoy te amamos más que nunca”.

En el primer asalto, la colombiana dominó a su rival e hizo gala de su agilidad, que le permitió eludir los golpes de la peruana y luego propinarle rectos.

La peruana intentó reaccionar en el segundo asalto pero tuvo dificultades para romper la defensa de su contrincante, que ratificó en el combate su favoritismo al oro.

En el último asalto, la colombiana ejecutó una táctica defensiva y eludió a su rival para evitar que le propinara golpes y así cerró la pelea, que supuso su primer oro Bolivariano luego del subtítulo en las justas de 2013 en Trujillo, Perú.

Al término de la pelea y cuando el triunfo de Valencia fue anunciado, los aficionados comenzaron a cantar “se lució, Ingrit se lució” y la deportista le regaló las vendas de sus manos ganadoras a un joven que se las pidió desde la tribuna.

Colombia ganó oro en baloncesto tras imponerse a Venezuela.

Colombia logró el oro en baloncesto / EFE

Colombia se adjudicó la medalla de oro en el baloncesto masculino de los XVIII Juegos Bolivarianos en Santa Marta, tras derrotar 73-65 a Venezuela este viernes en un juego muy disputado y con alta dosis de emoción.

El Coliseo Mayor del Parque Deportivo Bolivariano fue un hervidero que ayudó a los cafeteros a dominar y a ganar 19-10 el primer parcial, en medio del letargo con el que inició el quinteto patriota, que sintió la presión del público en los primeros 20 minutos.

Después se soltó a jugar y transformó su cara ante el favorito, que se vino a menos con la pérdida de balones y fallas en defensa, lo que permitió a Venezuela pasar de un marcador 30-10 a 32-24 al cierre del segundo cuarto, con José Bracho como protagonista.

Colombia recuperó su toque en el tercer cuarto. Con un par de triples y el trabajo de los pivotes se metió de nuevo en el partido, que con el paso de los minutos se hizo más intenso con la entrega de ambos elencos.

Ya para el último parcial, las cargas se equilibraron, Heldrin Guillen le dio un nuevo aire a los patriotas y el oro pareció para cualquiera, pese a que los cafeteros siempre estuvieron por encima en el marcador.

De la mano de Ernesto Hernández, el quinteto venezolano acortó la distancia, puso el juego 68-65 y buscó el metal dorado con decisión, pero sin éxito porque al final tuvo mayor rebeldía el anfitrión para imponerse.

“Tuvimos más de un 70% de efectividad, eso es mucho para un partido tan cerrado. Hay que conservar este equipo”, expresó a periodistas el entrenador de Colombia, Tomás Díaz, quien resaltó que la afición fue “clave para sacar a los jugadores” en el momento más difícil.

Los mejores anotadores del equipo colombiano fueron Soren Deluquen con 22 puntos y Andrés Ochoa con 14, mientras que por los venezolanos sobresalieron en el tablero Ernesto Hernández con 23 puntos y Bracho, que cerró con 12 anotaciones.

“Hicimos historia, pero hay que seguir trabajando para lograr cosas más grandes. Cuando el partido se complicó, el público nos fortaleció”, dijo a Efe Deluquen.

Agregó que los venezolanos “son de respeto, lo dieron todo hasta la última batalla”.

En la fase eliminatoria, Colombia derrotó por 85-47 a Bolivia, a Perú por 63-56, a Ecuador por 79-46 y a Venezuela por 74-67 para obtener cuatro victorias en el mismo número de partidos y ocho puntos.

El bronce se lo adjudicó Perú al imponerse 89-50 sobre Ecuador, con César Villalobos como su jugador más destacado con 19 puntos, seguido por Juan Pablo Venegas, quien emergió como una de las grandes figuras tras finalizar como máximo anotador del torneo con 84 puntos.

Lina Dussan lideró éxito de Colombia en último día de gimnasia.

Lina Dussan, gimnasta colombiana / EFE

Lina Dussan lideró con tres oros el dominio colombiano este viernes en el último día de la gimnasia de los decimoctavos Juegos Bolivarianos de Santa Marta, donde ganaron cuatro preseas doradas en rítmica y dos en trampolín.

La primera competencia del día la ganó Dussán en la prueba de mazas con una puntuación de 13,900 puntos, mientras que la plata se la llevó la venezolana Grisbel López con 13,700 unidades y la chilena Javiera Rubilar obtuvo el bronce con 12,550 enteros en un prueba reñida.

En cinta, Dussan también exhibió una rutina que cautivó a los jueces y recibió 12,700 puntos para llevarse el oro, seguida por López, que alcanzó la plata con 12,250, y por la colombiana Isabella Arévalo, tercer lugar con 11,450.

Dussán selló su histórica participación en la gimnasia rítmica de los Bolivarianos con el oro del concurso general individual y acumuló 52,700 enteros, seguida por la venezolana López con 48,600 y por su compatriota Isabella Arévalo, bronce con 47,250.

Por equipos, Colombia ganó el metal dorado, Venezuela la plata y Ecuador el bronce.

En rítmica, el equipo anfitrión dominó el medallero al obtener los seis oros, cuatro ganados por Dussán, mientras que Venezuela alcanzó cinco platas y chile tres bronces, todos obtenidos por Rubilar.

En la gimnasia de trampolines, el primer oro fue para los colombianos Ángel Hernández y Álvaro Calero en sincronizados masculino con 41,950 enteros, seguidos por los venezolanos Santiago Marcano y Steven Castrillón con 41,150 y por los ecuatorianos Cristian Cojitambo y Jorge Navarrete con un acumulado de 12,950.

En la rama femenina, el primer puesto fue para Venezuela con la dupla Alida Rojo y Carolayne López, quienes superaron por 2,600 unidades a la pareja boliviana Daniela Zacarí y Mariana Espejo, que se llevó la plata..

En la competencia no hubo bronce porque solo compitieron dos equipos.

En las pruebas individuales, las presea dorada masculina la ganó el colombiano Hernández con 54,715 puntos seguido por el chileno Fabián Sepúlveda (51,565) y Steven Castrillón (47,290).

La competición individual femenina fue dominada por Venezuela, que hizo el 1-2 con Rojo (47,160) y López (45,040), mientras que la boliviana Zacarí (39,740) se llevó el bronce.

En la prueba compitieron también gimnastas de República Dominicana y Colombia.