Un antes y un después: así fue el trámite del triunfo de Boca Junioros 1-2 frente a River Plate, en el clásico de la octava fecha de la Superliga argentina. El millonario empezó con un ritmo vertiginoso volcado al ataque, que no dejaba salir de la presión que ejercían a los visitantes.

Al minuto 18 Ignacio Fernandez no logró llegar a un pase filtrado de ‘Nacho’ Scocco que lo dejó mano a mano frente al arquero Agustín Rossi. La respuesta fue por parte del volante colombiano, Edwin Cardona, que con un tiro libre inquietó el pórtico de Germán Lux. El ‘10’ estaba afinando su puntería.

El más incisivo de los dirigidos por Marcelo Gallardo fue Gonzalo ‘Pity’ Martínez, quien al 26 controló un balón en su pecho, se sacó a Frank Fabra con un túnel y cuando su remate se colaba en el ángulo del arco, el central Lisandro Magallán se interpuso en su disparo.

La superioridad de los de casa se hacía desde lo territorial, al cumplir la media hora de juego los 11 jugadores estaban en el campo rival. Sin embargo, el antes y después del encuentro se dio con una tarjeta roja. En una pelota dividida, Fernandez levantó su pierna derecha y le puso una plancha a Cardona en el pecho. El árbitro, Néstor Pitana, no dudó y lo expulsó del partido.

El mediocampista cafetero fue el mismo encargado de tomar la esférica y con un potente remate al palo donde estaba Lux, ejecutó un golazo de tiro libre y decretó el 1-0 en el marcador.