Este lunes fue presentado en Medellín el único equipo continental profesional de nuestro país, con Fabio Duarte y Jordan Parra como refuerzos.

Luis Fernando Saldarriaga es un hombre calculador, que ve en la estrategia el camino necesario para que haya éxito, para que un equipo de ciclismo logre resultados importantes. Esporádicamente sonríe, antes de ponerse serio de nuevo y hablar sobre su escuadra, el Manzana Postobón. “Logramos mantener el equilibrio. Quería darle continuidad al grupo que ya teníamos y buscar a corredores que nos potenciaran en áreas específicas”, apunta Saldarriaga, un DT que con los años ha comprobado que la academia, aplicada al deporte, genera triunfos valiosos.

Equilibrio, esa es la palabra que puede definir lo que será un nuevo año para el único conjunto continental profesional de nuestro país, categoría que le permite estar en algunas de las carreras más importantes de Europa. “Esta temporada vamos a contar con Fabio Duarte y Jordan Parra, pedalistas con experiencia, que saben cómo funciona el lote nacional e internacional y que nos van a dar una mano enorme en nuestras metas. En 2017 sumamos más de 700 puntos en el escalafón de la UCI y eso nos ilusiona para mejorar el trabajo y superar nuestro propio listón”, dice Luis Fernando, sin titubear.

Duarte llega para apoyar en la montaña, para recuperar sensaciones y demostrar que todavía está vigente. A sus 31 años, este deportista que sigue camuflando su edad con un rostro jovial, entiende la importancia del nuevo desafío. “Ya trabajé con Saldarriaga cuando estaba en el Colombia es Pasión y lo conozco bien. Siempre está innovando en la manera de entrenar, de correr, de motivar al ciclista”, apunta el nacido en Facatativá.

Y así como hay nuevas caras para cuando la carretera se empine, para apoyar a Aldemar Reyes y a Hernán Aguirre, las directivas también pensaron en el otro terreno: el plano, los embalajes. Jordan Parra, especialista en la pista, será el aliado de Sebastián Molano, el hombre más portentoso y veloz del Manzana. “Ayudar es la palabra clave. Ponerle la rueda a Sebastián. Y también pelear por triunfos de etapa”, dice el bogotano de 23 años.

Saldarriaga y su computadora bajo el brazo, los vatios, las estadísticas, los picos de rendimiento. Luis Fernando y los números aplicados al deporte. “Es el ciclismo moderno y uno debe investigar, estudiar y aplicar para ir a la vanguardia”, cuenta la cabeza de un equipo con hombres de todas las regiones del país, así como el portugués Ricardo Vilela y el holandés Jetse Bol.

El tiempo ya corre y la primera carrera es en menos de ocho días: los Campeonatos Nacionales de Ruta. En cuanto a las salidas internacionales, habrá dos simultáneas: la Vuelta a Cataluña y el Tour de Lagkawi. “Tenemos la nómina muy completa para ir a España y a Malasia”, dice Óscar de J. Vargas, la mano derecha de Saldarriaga en este proyecto que tiene en la mira grandes cosas, como volver a un Tour de Francia.