La polémica está servida: el Madrid recibe al Barcelona después de ganar el Mundial de Clubes. ¿Se cumplirá la tradición del pasillo? Desde hace tiempo, se sigue la costumbre de recibir con un pasillo al equipo que viene de ganar un título y los precedentes así lo demuestran. En 1998, 2002 y 2014 al Madrid se lo hicieron después de levantar este mismo trofeo. Sólo el Sevilla en Copa el curso pasado no lo realizó.

En 1998, después de ganar la Intercontinental ante el Vasco da Gama, el Espanyol le hizo el pasillo en Montjuic. Lo mismo ocurrió cuatro años más tarde tras vencer al Olimpia y el Madrid visitó Son Moix. El Mallorca rindió homenaje al campeón. Hubo que esperar 12 años para ver a los blancos de nuevo levantando el trofeo de campeón del mundo, pero la tradición se mantuvo intacta: en 2014 el Valencia realizó el pasillo. Por tanto, en tres de las cinco veces anteriores, se realizó. Sólo en 1960 (el Madrid visitó el Metropolitano tras ganar su primera Intercontinental), cuando la costumbre no estaba tan arraigada, y el año pasado ante el Sevilla no se hizo.

El Barça, por su parte, también sabe lo que es recibirlo. En 2010 se lo hizo el Villarreal y en 2015 el Betis. Sólo no hubo en 2011, ante L’Hospitalet, pero fue por decisión de Guardiola. “Les pedí que no nos hicieran el pasillo, ya lo habíamos celebrado en Japón”.

No sería la primera vez que el Barcelona rindiera homenaje al Madrid en el Bernabéu. Ya ocurrió en 2008, cuando visitó el campo madridista después de que los blancos ganaran la Liga en la jornada anterior. Sin embargo, esta temporada no lo hicieron en la Supercopa de España (el Madrid venía de ganar la Supercopa de Europa ante el United).