Con gol de Cano y doblete de Caicedo, Medellín ganó 3-0 al Huila en el Atansio Girardot. Buen debut de Ricaurte y Gómez en este comienzo de la era Rescalvo.

La era Rescalvo no pudo haber iniciado mejor. Y no solo por la contundente victoria 3-0 ante Atlético Huila, sino por la evolución que mostró Independiente Medellín con un mediocampo potenciado con el talento de Andrés Ricaurte y Mauricio Gómez.

El festín, como en los viejos tiempos, lo inició Germán Ezequiel Cano, con una anotación fiel a su estilo (22’), en un pase impecable de Ricaurte, uno de los destacados este viernes en el Atanasio.

Con el aporte del goleador, que volvió a marcar con DIM tras tres años y dos meses, el ‘Poderoso’ lució implacable ante el conjunto opita, que intentó pasar rápido al ataque cuando recuperó el balón, pero no estuvo preciso en el último cuarto de cancha.

Michael Ordóñez lo intentó de media distancia ante las dudas de la dupla Murillo-Pertuz, que apenas se está conociendo y le urge trabajo.

La segunda anotación del local nació con Gómez, con un centro preciso incluido, y la terminó Juan Fernando Caicedo (30’), que apareció como titular ante la sanción de Leo Castro.

Los dirigidos por Rescalvo pudieron haberse ido con más al descanso, al aplicar bien los conceptos del español, que mantuvo a Elacio Córdoba tirado al ataque y buscando en juego largo a Cano.

Para el complemento, con un campo menos empantanado por la lluvia, el Huila se tomó confianza. Y con decisión buscó el descuento. Lo mereció. Mostró dinámica, movilidad e intensidad, pero le faltó puntería y, en otras, fue David González el que se atravesó.

Por 15 minutos fue protagonista Elvis Perlaza con su proyección y con centros que pusieron peligro. Ya las opciones las generaron Ordóñez y Duarte, pero perdonaron ante un DIM que por momentos lució muy bien en ataque.

En el primer acercamiento en el segundo tiempo, fue Gómez el que gestionó para que Caicedo capitalizara su doblete (60’) y darle así un respiro al DIM cuando no la pasaba bien y era sometido por el cuadro de Neiva.

Con el 3-0, el elenco de Craviotto perdió la chispa. Además, quedó fuera por lesión Amaya, y la apuesta por relevar a Ordóñez fue contraproducente. Ahí murió cualquier aspiración ante el ‘Poderoso’, que apuró en algunas contras con Cano, para poner en riesgo a Bréiner Castillo.

En la segunda fecha, Medellín visitará a Boyacá Chicó en Tunja el domingo 11 de febrero, mientras que Huila se medirá un día antes con el Deportivo Cali.