El británico Sam Sunderland (KTM) fue este lunes el vencedor en motos de la tercera etapa del Dakar, entre los municipios peruanos de Pisco y San Juan de Marcona, y arrebató al español Joan Barreda (Honda) la primera posición de la general.

Sunderland, vigente campeón del Dakar, completó los 296 kilómetros del tramo cronometrado del día en 3 horas, 20 minutos y 43 segundos, mientras que Barreda, encargado de abrir ruta al haber partido el primero tras ganar la etapa del domingo, perdió mucho tiempo y terminó a más de 27 minutos del inglés.

Con una destacada actuación, el argentino Kevin Benavides (Honda) terminó en la segunda posición del día, a 3 minutos y 3 segundos de Sunderland.

El australiano Toby Price (KTM), ganador del rally en 2016, tuvo el tercer mejor tiempo de la etapa, a 3 minutos y 28 segundos, con lo que resurge tras sendas discretas actuaciones en las dos primeras etapas.

El chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), que lideraba la etapa hasta los kilómetros finales, terminó en la quinta posición a 4 minutos y 20 segundos.

Por su parte, el español Gerard Farrés, tercero en el último Dakar, acabó sexto, a 5 minutos y 8 segundos, con lo que se aupó en la clasificación general hasta la duodécima plaza.

La tercera etapa del rally volvió a tener las dunas del desierto peruano como protagonista, en un trazado similar al del día anterior, con dunas de diferentes características, tanto lisas como cortadas, que dificultaron mucho la navegación a los pilotos.

Tras la especial del día, los competidores afrontaron un tramo de enlace de 208 kilómetros hasta llegar a San Juan de Marcona, que será el punto de partida y de llegada de la cuarta etapa, a disputarse este martes, nuevamente sobre la arena blanda del desierto peruano.

La especial de la cuarta etapa será una de las más exigentes del rally, con un tramo arenoso de hasta 100 kilómetros, uno de los más largos que ha tenido el Dakar en toda su historia.

Dakar | Al-Attiyah se quedó con la tercera etapa de coches.

Auto de Nasser Al-Attiyah/ EFE

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) se impuso, en coches, en la tercera etapa del Dakar 2018, entre los municipios peruanos de Pisco y San Juan de Marcona, al quedar por delante de los cuatro automóviles de la marca francesa Peugeot.

Al-Attiyah recorrió los 296 kilómetros cronometrados de esta etapa en 3 horas, 9 minutos y 8 segundos, mientras que el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) fue segundo, a 4 minutos y 5 segundos.

El español Carlos Sainz (Peugeot) terminó con el tercer mejor tiempo del día, a 5 minutos y 47 segundos del catarí, mientras que sus compañeros franceses de equipo Cyril Despres y Sébastien Loeb fueron cuarto, a 7 minutos y 43 segundos; y quinto, a 8 minutos y 34 segundos, respectivamente.

El sudafricano Giniel De Villiers (Toyota) quedó en sexta posición, por detrás de los coches franceses, a 10 minutos y 11 segundos del auto de Al-Attiyah, su compañero de equipo.

El español Joan ‘Nani’ Roma (Mini) tampoco tuvo un buen día y terminó a más de 26 minutos de la cabeza de etapa, lo que aleja sus opciones de triunfo en el rally, mientras que su compañero de equipo, el argentino Orlando Terranova, lo hizo a más de 27 minutos.

La etapa tuvo a las dunas del desierto peruano como las grandes protagonistas por tercer día consecutivo, los principales escollos en este inicio de Dakar para los coches, que frecuentemente se están quedando atrapados al intentar cruzarlas.

Al inicio de la etapa, la argentina Alicia Reina tuvo que abandonar la competición después de que se incendiaria su automóvil en mitad del desierto, aparentemente por una pérdida de combustible.

Tras terminar la especial del día, los pilotos tienen un tramo de 208 kilómetros hasta llegar al campamento situado en San Juan de Marcona, que será punto de partida y llegada de la cuarta etapa, cuyo máximo atractivo será un tramo arenoso de más de 100 kilómetros, uno de los más largos de la historia del Dakar.