Apenas al minuto 5 empezaba a padecer Chile lo que sería una dolorosa goleada en el debut en la Copa del Mundo. El británico Sancho se deshizo de dos marcadores y dejó a Callum Hudson-Odoi de frente al arquero solo para definir.

El resto del primer tiempo se fue en tímidas salidas de los chilenos, con más ganas que organización de juego, y mucho peligro en las salidas de Inglaterra, con poca eficacia a la hora de la definición.

Para la segunda etapa de nuevo el extremo Sancho encontró la mejor opción para aumentar la ventaja al minuto 51, tras un error del arquero chileno Julio Borquez.

Repetiría al 60 Sancho, el hombre del Borussia Dortmund, a un tremendo servicio de su compañero George McEachran, en otra salida en falso del portero Borquez.

La goleada fue sentenciada por el recién ingresado Angel Gomes, quien remató solo a un pase de Provoste al minuto 81, cuando los chilenos jugaban con 10 tras sufrir la expulsión del arquero Borquez después de haber hecho los tres cambios reglamentarios.