Deportivo Cali se clasificó este jueves a la semifinal de la Copa Colombia, tras empatar 0-0 con América en un clásico pálido y muy discreto. El triunfo 0-1 de la ida, bastó para que los dirigidos por Héctor Cárdenas garantizaran su puesto entre los cuatro mejores del certamen.

El compromiso inició con un América con un buen accionar, metiendo presión en campo del Cali y tratando de jugar con dinámica. Cali, por su parte, no se encontró durante la primera parte del compromiso. Fue el conjunto rojo de Cali, que impuso las condiciones del compromiso durante los primeros 45 minutos; incluso tuvo la posibilidad de irse arriba en el marcador antes de irse a las duchas: una falta clara de Néstor Moiraghi sobre Santiago Silva, fue decretada como penalti; sin embargo, el mismo afectado, Silva, cobró con displicencia y Pablo Mina atajo.

A falta de un par de minutos para finalizar la primera parte, el volante Kevin Balanta salió lesionado, sufriendo fractura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo.

Para la segunda parte, Cali salió con mejor actitud y disfrutó de las mejores posibilidades de gol. América puso ganas pero se olvidó del buen juego. El partido tuvo roces de lado y lado, pero así como fue tosco, fue mal jugado.

Cali ya está en ‘semis y ahora espera rival, que saldrá del ganador de la llave entre DIM y Santa Fe, la cual se encuentra igualada a un gol.