La final de la Copa de México, tal como se esperaba, tuvo tinte colombiano y fue con Avilés Hurtado, quien anotó el único gol del triunfo para Monterrey contra Pachuca.

En los rayados estuvieron los tres colombianos: Hurtado, Dorlan Pabón y Stefan Medina, mientras que en los tuzos actuó Oscar Murillo.

Monterrey, con los cafeteros comandando el ataque, buscaron constantemente el arco rival. ‘Memín’ intentaba de media distancia mientras que Avilés se la rebuscaba entre los centrales como podía.

 Asimismo eran los de la posesión del balón y en defensa siempre encontraron a un Medina seguro, que en el primer tiempo completó un 93% de pases efectivos, tras 31 balones jugados.

Fue en la segunda parte que al fin llegó el tanto para Avilés Hurtado: quien venció en el mano a mano al portero Alfonso Blanco.

Por más que intentaron, los rayados supieron mantener la ventaja y se quedaron con el título de la Copa, un premio de consolación tras perder la final de la Liga con Tigres.